¿QUÉ ESCONDE TU SOBREPESO?


Todos sabeos que debajo del sobrepeso hay grasa y líquidos en exceso, una mala alimentación, un estilo de vida sedentario o enfermedades cuya consecuencia sea la inflamación, la ralentización del metabolismo o desequilibrios hormonales que te impidan procesar las grasas y líquidos que ingieres, pero ¿qué hay más allá de eso? ¿Porqué es que algunas personas tienen sobrepeso a pesar de que casi no comen y otras que se mantienen en su peso ideal comiendo lo que quieren? ¿Porqué hay personas que siempre rebotan después de haber logrado bajar de peso y otras que siempre suben de peso en las mismas épocas o bajo las mismas circunstancias?


Lo primero que tienes que entender es que las causas de tu sobrepeso nunca son externas a ti, de hecho, todo lo que haces en tu mundo exterior (comer en exceso, sentir ansiedad por azúcar, no tomar agua ni hacer ejercicio, etc.) es siempre un reflejo exacto de lo que no estás haciendo en tu mundo interior. Hay un vacío dentro de ti que tratas de tapar con la comida que ves fuera de ti; hay una gran ansiedad de buscar azúcar fuera de ti porque dentro tuyo sientes que te falta dulzura, amor, apapacho; te resistes a mover tu cuerpo haciendo ejercicio porque dentro de ti te resistes a mover tus creencias, hábitos y miedos a ser quien realmente eres y a tener el cuerpo y la salud que realmente quieres.

Vamos un poco más profundo: Comemos en exceso porque hay un vacío interior que llevamos dentro y que no hemos querido ver ni cuestionar. ¿De qué o de quién tienes hambre? ¿Qué o quién te hace tanta falta en tu vida, que crees que la única manera de llenar ese vacío es tapándolo con comida?

En relación a la comida, la respuesta siempre es mamá, la mujer que te dio la vida y que pudo haber estado ahí para ti pero tú la percibiste como ausente, como dura o amarga o cuyo amor nunca te pareció suficiente por cualquier razón (en especial porque querías que fuera como tú querías y no como ella podía ser). Esto quiere decir que debajo de tu necesidad de comer, de tu ansiedad, tu compulsión y tus antojos, hay una fuerte necesidad de amor, particularmente amor materno, la clase de amor que nutre, protege, contiene, valida y ayuda a hacer crecer todo lo mejor que hay en ti, ya sea que ese amor lo busques directamente en tu madre, tu pareja, tus hijos, tus amigos o cualquier otra persona.


Si la comida es el instrumento que nuestro cuerpo utiliza para engordar y todo problema con la comida es un reflejo de la falta de amor materno que sentimos, quiere decir que debajo de tu sobrepeso se esconde:

  • Una fuerte necesidad de sentirte amado, aceptado, protegido, contenido, visto y reconocido por las personas de las que esperas recibir amor;

  • La creencia inconsciente de que estás sólo en el mundo, de que no hay nadie que cuide de ti y de que, mientras más grande seas, mejor podrás protegerte ante el peligro o la agresión;

  • Una herida de la infancia no sanada (abandono, rechazo, traición, injusticia o humillación) a través de la cual aprendiste a ser grande y fuerte para cargar con los problemas y necesidades de todos los demás y así evitar que te abandonen, o para rechazar a otros antes de ser rechazado, o para protegerte las espaldas a fin de que no vuelvan a traicionarte, o para luchar contra la injusticia o bien para intimidar a aquellos que quieran humillarte o someterte;

  • Un gran miedo a ser hombre o mujer y mostrar tu sensualidad y tu sexualidad, bien por miedo al abuso, al rechazo, al compromiso o a decepcionar a tus padres; y

  • La creencia inconsciente pero arraigada de que necesitas de algo o alguien más para ser feliz, para salir adelante y para sentirte amado y reconocido.


Ahora te voy a contar un secreto: la comida no engorda, lo que te engordan son esos miedos, creencias y heridas que acabo de mencionar porque lo que pesa en tu energía, pesa en tu cuerpo, es decir, todo lo que llevas en el corazón y el inconsciente, tu cuerpo lo somatiza y lo convierte en síntoma (gordura en este caso) a fin de que puedas ver, reconocer, sentir y liberar esas creencias y emociones que has guardado durante tanto tiempo.


Debajo de tu sobrepeso hay una persona hermosa por dentro que está lista para liberarse del miedo a ser quien realmente es, para reconocer su poder, su fuerza y la belleza de su misma existencia y para emprender un viaje de vuelta a sí misma que la lleve a reflejar en su exterior la magia, la ligereza y la libertad de convertirse en el amor que estaba buscando fuera.


El programa intensivo de 12 semanas, “El cuerpo que siempre quisiste” es tu boleto de entrada a hacer viaje interior que te llevará de vuelta al amor en ti y por ti.



2511 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo